Traductor

martes, 31 de julio de 2012

El sueco Aron Modig: Entendí la gravedad del caso cuando hablé con la policía cubana

                                      Jens Aron Modid en la declaración de prensa, lunes 30 de julio-2012
Las autoridades cubanas presentaron el lunes ante representantes de prensa nacional y los corresponsales extranjeros acreditados en la isla, los testimonios del español Angel Carromero y el sueco Jens Aron Modid sobre el accidente que costó la vida al opositor Oswaldo Payá Sardiñas.
Las declaraciones de Carromero y Modig figuran en un video, que también contiene imágenes reconstruidas del sinuestro, ocurrido el pasado 22 de julio en La Gabina, a 22 kilómetros de Bayamo.
Luego del video, realizado en una instalación del Ministerio del Interior, Modig fue preesentado en conferencia de prensa en La Habana. La participación de los periodistas en el encuentro fue hecha de manera selectiva.
A continuación presentamos las intervenciones de Carromero y Modig que figuran en el video, así como una transcripción de la conferencia de prensa que incluye la identificación y preguntas de los periodistas participantes.
ANGEL CARROMERO BARRIOS
La última vez que miré, efectivamente iba a 80 kilómetros por hora, pero cuando tuve el accidente no miré el cuentakilómetros, luego no puedo precisar de manera exacta a qué velocidad iba.
Frené porque vi el cambio, el bache y la arena, entonces accioné el freno, perdí el control del coche porque habíamos entrado en una zona con grava y perdí la estabilidad y la dirección ya no funcionaba y no pude mantener el coche, y ya no recuerdo más.
A nosotros no nos dio ningún vehículo por la parte trasera, simplemente yo iba conduciendo, me percaté de un bache y tomé las precauciones que cualquier automovilista [tomaría], que es accionar el freno levemente.
El coche perdió el control y no recuerdo señales, no señales.
En cuanto a las noticias que me han dejado leer le pido a la comunidad internacional que, por favor, se centre en sacarme de aquí y no utilizar un accidente de tránsito que podía haberle pasado a cualquier otra persona con fines políticos.
JENS ARON MODIG
Yo tengo algunos vagos recuerdos del accidente, porque yo había estado durmiendo parte del viaje, del recorrido, o sea había estado durmiendo antes del accidente y también me sentía un poco chocado por el propio accidente.
El primer recuerdo que tengo del accidente es que se había perdido el control sobre el auto y el auto ya fuera de la vía avanzaba contra un árbol y a partir de ese momento todo se me quedó en blanco.
El segundo recuerdo que tengo es que me hallé en una especie de ambulancia y el tercer recuerdo o momento que tengo es precisamente cuando llegué al hospital.
CONFERENCIA DE PRENSA
Mi nombre es Aron Molig, soy ciudadano sueco, miembro del Partido Demócrata Cristiano y presidente de las Liga Juvenil Demócrata Cristiana de Suecia.
Quiero hablarles de los viajes que he realizado a Cuba, el primero en diciembre del 2009. Estuve aquí con uin amigo y quisiera hablarles de dos actividades que tuvieron lugar en aquel momento. Primero, mi amigo y yo nos reunimos con un grupo de periodistas, les entregamos algunos equipos y algún dinero; y la segunda actividad de este viaje fue una reunión con un economista [en La Habana], a quien entregamos también algún dinero.
En segundo lugar, quiero decirles que estos viajes realizados a Cuba, tanto la vez anterior como en esta oportunidad vine con instrucciones de mi partido, y para este viaje tenía instrucciones de cumplir con tres objetivos: el primero era reunirme con el señor Oswaldo Payá para hacerle entrega de algún dinero. El segundo objetivo era reunirme con jóvenes miembros del movimiento del señor Payá e intercambiar experiencias; y el tercer objetivo era que si el señor Payá deseaba viajar hacia algún lugar del país, debía ayudarlo y acompañarlo en ese viaje. Quisiera decirles que ahora me doy cuenta que estas actividades no son legales en Cuba, y desearía disculparme por haber participado en ellas.
Oscar Sánchez, periódico Granma: Dice que conoció ahora que las actividades eran ilegales. Sin embargo, llegó a Cuba con visa de turista. ¿Alguien le había alertado sobre eso, que era una actividad ilegal en Cuba? Algunos medios de prensa, la semana pasada, Europapress, EFE, Telecinco, medios europeos, han dicho que aunque viajaba con visa de turista contactaría al señor Payá y a su organización. Repito: ¿nadie le alertó o sí sabía que era una actividad ilegal desde antes?
Modig: No había pensado en ello de esa forma. No fui yo quien manejó la solicitud de visa.
Oscar Sánchez: ¿Fue su partido quien la manejó?
Modig: Sí.
Iroel Sánchez, blog La Pupila Insomne: Tenía dos preguntas. Usted tiene una cuenta en Twitter. To he estado mirando si guideline y usted acostumbra en esa cuenta en Twitter a informar todas las actividades que hace en el orden político, cuando viaja al extranjero incluso. He visto que cuando venía hacia Cuba, el día 19 de julio, usted se despidió de sus seguidores en Twitter y dijo que iba a estar fuera de Twitter por un tiempo. ¿A qué se debe esa decisión? ¿Tiene algo que ver con tener discreción a la hora de las actividades que iba a realizar en Cuba?
Modig: No. La razón es que el acceso a la internet no es bueno aquí en Cuba. O sea, que puedo acceder a internet desde el hotel, pero es muy costoso.
Iroel Sánchez: Sí, pero si usted lo hizo antes de viajar, incluso su acompañante español sí se mantuvo activo en Twitter, incluso sin decir que estaba en Cuba, pero sí twiteó desde Cuba.
Modig: No, no lo estaba.
Iroel Sánchez: También quiero referirme a que usted dijo que estuvo en una actividad en Georgia poco antes de viajar a Cuba., y que allí se reunió con miembros de dos organizaciones norteamericanas, el Instituto Republicano Internacional (IRI) y el Instituto Nacional Demócrata (NDI). ¿Usted conoce que esas dos organizaciones financian actividades en Cuba relacionadas con la política de cambio de régimen de Estados Unidos hacia Cuba?
Modig: No, no lo conocía.
Alina Perera, diario Juventud Rebelde: Quería preguntarle, hacerle dos preguntas. Primeramente sobre el accidente como tal. ¿Qué sucedió el 22 de julio pasado? Algunos han declarado que un vehículo sacó al auto en que usted y otras personas viajaban de la ruta de viaje, para decir que no fue un accidente, [sino] que fue provocado. ¿Eso es cierto? que usted diría? La segunda es sobre su objetivo de apoyar a Payá en las actividades que iba a realizar en Santiago de Cuba. ¿Usted tenía claro detalles sobre el itinerario y todas las actividades que iba a realizar Payá en Santiago?
Modig: Las primera pregunta: no vi nada anormal, fue un accidente. En cuanto a la segunda pregunta, sé que el señor Payá debía reunirse con unas personas allí, pero no sé ni cuándo ni cómo.
Sarah Rainsford, BBC News: Quisiera que usted aclarara sobre el propio accidente. Ha habido mucha especulación, ¿Hubo un tercer vehículo o que puede decir realmente sobre lo que ocurrió?
Modig: No tengo recuerdos que haya habido algún otro auto involucrado en este accidente.
Fabiola López, cadena Telesur: La viuda del señor Payá ha dicho a la prensa, ha trascendido, de que una amiga de ella en Estocolmo de que usted le pasó mensajes de texto luego del accidente. Quisiera saber si esto es así, si usted paso mensajes de texto a Suecia, ¿qué mensajes pasó?
Modig: Envié mensajes de texto, no sé a cuántas personas, después del accidente y durante mi estancia en el hospital. Pero no a la hija del señor Payá.
Fabiola López: No, no a la hija a no, a una amiga…
Modig: No, a los amigos en Suecia. No, no recuerdo, yo estaba sencillamente informando que me encontraba bien después del accidente, no puedo recordar específicamente a quiénes.
Fernando Ravsberg, BBC: Yo tengo dos preguntas. Una es, ¿cuánto dinero traía para entregar a la oposición aquí en Cuba? Y la segunda, usted dice que no sabía que era ilegal. Esto de llegar a otros países a organizar movimientos políticos, o a ayudar a movimientos políticos, ¿es común que lo hagan en otros países? ¿En qué otros países lo hacen?
Modig: Cuatro mil euros. La segunda pregunta, no, no, este tipo de actividades. He estado en otros países para dictar conferencias, pero no para este tipo de actividades.
Olivier Zamora, Mesa Redonda y Cubadebate: Son dos preguntas, una se desprende de la otra: ¿cuándo supo que este tipo de actividades eran ilegales en Cuba?
Modig: Entendí cuán grave era el caso cuando hablé con la policía cubana.
Oliver Zamora: Bueno, usted estuvo en el 2009 y dijo que había tenido reuniones con periodistas, conocía de alguna manera la realidad cubana. ¿Cómo es posible que no supiera que estas actividades no eran legales, que no supiera de la gravedad de estas actividades en Cuba?
Modig: No lo sé.
Andrea Rodríguez, agencia AP: Francamente, ¿cómo podemos entender nosotros que cuando usted llegue a Suecia no va a cambiar su declaración? ¿Cómo podemos saber, por ejemplo, que usted en este momento no está siendo presionado por las autoridades cubanas para hacer este comentario y este pedido de disculpas? ¿Cuán sincero sea usted?
Modig: En este caso mis disculpas son honestas, todos los cubanos con los que me he reunido aquí en Cuba, que he encontrado, han sido amables, me han tratado bien, esa es mi respuesta.
Sagrario García, Televisión Española: ¿Sabría cuándo va a salir de Cuba?
Modig: No lo sé.


domingo, 29 de julio de 2012

¿Volverá EE. UU. a caer en recesión?

¿Se dirige la economía de Estados Unidos hacia una recesión antes de recuperarse plenamente de la anterior? Por desgracia, se trata de una pregunta oportuna. La respuesta se divide en dos: lo que se sabe y lo que puede pasar.
Sabemos que el crecimiento es desesperantemente lento y pierde fuerza. El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, sugirió la semana pasada que la máquina estadounidense de creación de empleo está "empantanada". La economía se expandió a una tasa anual de 1,9% en el primer trimestre. El segundo fue peor. Los expertos anticipan un crecimiento de entre 1% y 1,5%. Las cifras oficiales serán divulgadas el viernes.
image Agence France-Presse/Getty Images
El Edificio de la Reserva Federal en Washington.
El sector minorista no ha levantado cabeza en tres meses consecutivos, la confianza de los consumidores se hunde, la manufactura, que era vigorosa, empieza a mostrar signos de debilitamiento y la austeridad fiscal merma el crecimiento. Europa, que sigue comprando en torno a un quinto de las exportaciones estadounidenses, está en recesión y el resto del mundo pierde velocidad. A ello hay que agregar una sequía que, con toda seguridad, elevará el precio de los alimentos.
La mayoría de analistas suman estos factores y predicen una expansión endeble, pero no una recesión. "No vemos una recaída", dijo Bernanke ante el Congreso la semana pasada, sino "un crecimiento moderado".
No sería la primera vez, en todo caso, que la Fed peca de un exceso de optimismo. En junio de 2011, el banco central predijo que EE.UU. se expandiría entre 3,3% y 3,7% este año. La previsión más reciente es de entre 1,9% y 2,4% y algunos divisan un panorama más negro.
¿Qué es lo que depara el futuro? Nada demasiado bueno.
Los mercados están poniendo a prueba la disposición de los políticos europeos para hacer más que colocar parches sobre la crisis bancaria y de deuda soberana. Existe una incómoda posibilidad de que Europa haga algo que deprima las exportaciones de EE.UU. y vuelva a sacudir los mercados. Además, mientras más se agrava la situación europea, más se debilita el euro. Eso fortalece el dólar, lo que encarece las exportaciones de EE.UU.
Los precios del crudo han bajado y eso ayuda. Pero con un Irán aislado y una Siria inmersa en una guerra civil, ¿cuánto habrá que esperar para un nuevo auge del petróleo?
[image]
La parálisis imperante en Washington, donde los republicanos y los demócratas se aferran a sus posturas pese al deterioro de las perspectivas fiscales de EE.UU. a corto plazo, significa que es improbable que el Congreso salga al rescate pronto con un paquete de recortes de gasto o alzas de impuestos.
Si la demanda externa y el gasto fiscal se debilitan, la única manera en que la economía puede seguir creciendo es si los constructores y compradores de viviendas, las automotrices, las empresas y los consumidores aumentan el ritmo de gasto e inversión.
Eso es posible. Siempre y cuando Europa no tropiece. Siempre y cuando Medio Oriente no reviente. Siempre y cuando el Congreso no prolongue la agonía fiscal de EE.UU. Siempre y cuando los consumidores se mantengan impasibles ante el encarecimiento de los alimentos y los alarmantes titulares. Siempre y cuando el mercado bursátil no siga cayendo. Siempre y cuando las empresas no se vuelvan incluso más reacias a contratar.

The Wall Street Journal : "Oswaldo Payá, el ejemplo moral del disidente cubano sobrevivirá a Castro."

Por segunda vez en el último año, un líder popular a favor de la democracia en Cuba, reconocido internacionalmente para ha fallecido falleció en circunstancias inusuales.
El domingo, Oswaldo Payá, de 60 años, murió en un accidente de auto en la provincia de Granma, al oriente de la isla, cerca de la ciudad de Bayano. Otro disidente, Harold Cepero, también murió. Dos extranjeros —un abogado y activista político de Madrid y un político sueco— estaban en el auto pero escaparon con heridas menores.
Payá era un católico ferviente y un pacifista que dedicó su vida a resistir la dictadura de Castro. En 1988 fundó el Movimiento de Liberación Cristiano, y su trabajo en el Proyecto Varela lo convirtió en un héroe global.
image

Oswaldo Paya, en octubre de 2010

El Proyecto Varela recolectó 25.000 firmas en apoyo a un referéndum nacional para pedir elecciones libres, la liberación de prisioneros políticos y el derecho de reunión, libertad de expresión y libertad para manejar una empresa. Que tantos cubanos estuvieran dispuestos a arriesgarse a recibir represalias por firmar sus nombres fue un testimonio de su creencia en el ejemplo de Payá. En 2002 recibió el Premio Sakharov del Parlamento Europeo por su coraje y liderazgo moral.
La petición de Payá fue legal en Cuba en ese momento, y la respuesta de Fidel Castro fue cambiar la ley, declarando irrevocable el sistema socialista. En marzo de 2003 el dictador sentenció a largas condenas en prisión a 75 disidentes, periodistas y escritores, incluidos unos 40 colaboradores de Payá que habían trabajado en el Proyecto Varela. Payá no fue arrestado y siguió con sus denuncias sobre la dictadura. Su trabajo siempre enfatizó la necesidad de reconstruir la espiritualidad cubana y aumentar la concientización de la población sobre sus derechos.
La muerte de Payá se produce nueve meses después de la muerte de Laura Pollán, la líder de las Damas de Blanco, quien ganó el Premio Sakharov en 2005. Las Damas habían trabajado para obtener la liberación de familiares encarcelados, y Pollán luego amplió su trabajo de derechos humanos y expandió la organización. En octubre contrajo una misteriosa enfermedad y murió luego de una semana en un hospital cubano. Su familia nunca supo los detalles de su enfermedad porque su cuerpo fue cremado dos horas después de su muerte.
Castro podrá creer que desapareció otro problema. Pero cuando la liberación de la isla finalmente se produzca, Payá y Pollán tendrán un lugar destacado en la memoria cubana.
http://online.wsj.com/

viernes, 27 de julio de 2012

¿Por qué la versión oficial del accidente en el que perdieron la vida Oswaldo Payá y Harold Cepero, no es creíble?

 ¿Por qué no se sustenta la versión más oficial del accidente?

Por Manuel Zayas
| Miami
Las evidencias fotográficas indican que el auto no chocó de frente y hacen visible el mal estado de la carretera, lo que no justificaría que se condujera a 130 km por hora.
La poca información oficial del "lamentable accidente" que costó la vida a los disidentes Oswaldo Payá y Harold Cepero, se resume hasta ahora en dos puntos:
—"Según testigos presenciales, el hecho ocurrió cuando el conductor de un auto turístico rentado, perdió el control y se impactó contra un árbol", dijo una nota oficial publicada en Cubadebate y reproducida en otros medios de prensa bajo control del régimen. El vehículo era conducido por Ángel Carromero, de Nuevas Generaciones del Partido Popular español, quien sufrió heridas leves junto al copiloto, el sueco Jens Aron Modig, de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana. Ambos permanecen retenidos en la Isla.
—El mismo Carromero habría reconocido a las autoridades cubanas que "conducía a 130 kilómetros por hora" y que "no vio la señal de límite de velocidad permitido de 80 kilómetros por hora".
Sin embargo, las evidencias fotográficas del auto siniestrado indican que no chocó de frente contra un árbol y hacen visible el mal estado de la carretera, sin asfaltar, por donde transitaba el vehículo.
¿El vehículo chocó contra un árbol?
Las tres fotos suministradas por el periodista oficialista David Rodríguez, de Radio Bayamo, indican el alcance del siniestro: muestran un auto marca Hyundai Accent de color azul, con matrícula de circulación T31402, que sufrió su mayor impacto en la zona trasera.

(DAVID RODRIGUEZ)

El periodista publicó primero dos fotos en su página de Facebook y envió una tercera (arriba) al sitio Cubadebate. Esta última foto, menos divulgada, fue tomada en la posición en que quedó el vehículo accidentado.
En la imagen, se ve el auto fuera de la carretera, sin marcas visibles de un choque frontal contra un árbol. El parabrisas permanece intacto. El capó no presenta hendiduras.
A partir de la foto, se podría concluir que el siniestro no se produjo debido al choque del auto contra un árbol, como asegura la versión oficial, sino a que el vehículo se volcó. 
¿130 kilómetros por hora?
 En la segunda imagen, se observa el vehículo sacado a la carretera, durante la reconstrucción de los hechos. Hay un militar agachado, otro detrás, y un hombre con sombrero, viendo todos el cuerpo de un hombre acostado en una camilla.

(DAVID RODRIGUEZ)

El auto presenta hendiduras de consideración en el techo, justamente en la zona que se corresponde con el asiento trasero, donde viajaban Payá y Cepero.
Pero el elemento más sorprendente es el estado de la carretera, que está sin asfaltar, como se observa en la imagen.
Conociéndose el estado precario de la vía, es poco creíble la versión oficial de que el conductor condujera a 130 kilómetros por hora. ¿Era acaso Ángel Carromero un suicida?
Perseguido y acosado
La viuda de Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo, ha puesto en duda la versión del Gobierno y ha relatado que su esposo era vigilado, acosado, e incluso hasta fue amenazado de muerte por la Seguridad del Estado en la Isla.

(DAVID RODRIGUEZ)

Acevedo dijo que supo a través de una amiga en Suecia que Mödig habría dicho que el vehículo fue embestido en varias ocasiones por otro, y que fue sacado de la carretera.
De resultar un vehículo impactado por otro, mostraría signos evidentes de choque en la zona lateral izquierda, dado el hecho de que se circula por la derecha y de que un automóvil persecutor tendría que adelantársele por la izquierda.
¿Fue perseguido y embestido el auto en que murieron Payá y Cepero? ¿Cómo se justifica que un conductor viaje a 130 kilómetros por hora en una carretera sin asfaltar? Si conducía el chofer a esa velocidad, ¿es porque huía de alguien?

Esquema del auto. (MANUEL ZAYAS)

Los mayores destrozos del vehículo se constatan en su zona trasera. Por lo pronto, han pasado ya las 72 horas exigidas de la investigación del accidente sin que el Gobierno presente cargos contra el conductor del vehículo.
El régimen sigue mantiendo en una nebulosa todo alrededor del siniestro en el que murieron Payá y Cepero. La poca información que ha ofrecido hasta ahora no es creíble ni se sustenta. Razones tiene la viuda de Payá para no creer en la versión oficial y exigir una investigación transparente.
A los gobiernos de España y Suecia, les resultará bastante difícil sacar a Carromero y a Mödig de Cuba y que puedan ofrecer testimonio sin coacciones de ninguna clase, fuera de la Isla.
http://www.diariodecuba.com

jueves, 26 de julio de 2012

26 de julio 1953. Verdades que debes conocer. Entrevista al Dr. Antonio de la Coba

 
26 de Julio
ENTREVISTA: Al profesor Antonio de la Cova, PhD en Historia, autor del nuevo libro “The Moncada Attack” sobre “El Asalto al Cuartel Moncada” realizada por http://www.cubalibredigital.com  

Pregunta: ¿Qué lo llevó a Ud., siendo un opositor al régimen de Fidel Castro, a ahondar en la historia del primer hecho de guerra promovido por el actual dictador cubano?

Respuesta: En 1974, cuando comenzaba mis estudios de historiador en Florida Atlantic University, un profesor marxista me asignó hacer una reseña sobre “La Historia Me Absolverá,” la obra basada en la autodefensa de Fidel Castro al ser juzgado después del asalto al cuartel Moncada en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953. En dicho relato, Castro acusa al sargento Eulalio “El Tigre” González, de haber asesinado a Abel Santamaría, un héroe revolucionario. Curiosidad histórica me motivó buscar a González en la guía telefónica de Miami. González me dijo, entre otras cosas, que su apodo era “El Mulo” porque había trabajado con la compañía de transporte de mulos en La Cabaña durante veinte años y que Fidel Castro inventó el apodo de “El Tigre” para presentarlo como feroz. Posteriormente confirmé a través de otros militares que conocieron a González, que su apodo siempre fue “El Mulo,” y que Castro estaba mintiendo. Mi entrenamiento como historiador me decía que donde hay una mentira, siempre hay otras. Posteriormente encontré en la revista oposicionista “Bohemia,” de diciembre 27, 1953, página 70, en un breve recuento sobre el juicio de Fidel Castro, que había terminado su alegato de defensa diciendo: “La historia, definitivamente, lo dirá todo.” Esto indica que Castro falsificó el lema “La historia me absolverá.” Estos descubrimientos fueron los que me motivaron a rescatar la verdad histórica, para que esta y futuras generaciones comprendan cuales fueron los verdaderos sucesos del 26 de julio. La mayoría de los 115 protagonistas que entrevisté ya fallecieron. Si yo no hubiera tomado sus testimonios, se hubieran perdido para la historia, ya que ningún otro historiador los había entrevistado. Entre estos testimonios rescatados está el del magistrado Aldolfo Nieto, que presidió el juicio de la Causa 37, donde fueron juzgados Fidel Castro y los implicados en los sucesos del 26 de julio.

P: ¿Qué diferencia tiene este libro suyo sobre el Asalto al Cuartel Moncada, de otros libros similares que tratan un tema sobre el cual se han escrito muchos libros antes, tanto por autores comprometidos con Fidel Castro, como por autores independientes?

 R: En el prefacio de mi libro hago un análisis de todas las obras que han tratado el tema del asalto a los cuarteles de Bayamo y del Moncada el 26 de julio de 1953. Señalo como los errores históricos se han perpetuado como mitos revolucionarios, sin que ningún historiador haya realizado un estudio académico o crítica de la “versión oficial” del gobierno cubano. Por ejemplo, en 1961 el periodista Robert Taber publicó “M-26: The Biography of a Revolution,” donde dice que Castro era “presidente de la FEU” y que “apareció brevemente dentro del cuartel” Moncada durante el ataque. Ni el propio Fidel Castro jamás ha dicho que entró en el cuartel en aquel momento. Taber se acoge a la “Leyenda Negra” creada por Castro en “La Historia Me Absolverá,” diciendo que los prisioneros rebeldes fueron torturados, les extirparon los ojos, los castraron, los mutilaron, y que a Haydée Santamaría le quemaron los brazos con hierros calientes, una mentira tan absurda que ni ella la repitió en sus memorias sobre el Moncada. Ningún historiador jamás ha cuestionado la veracidad de esos alegatos. En 1965, el novelista francés Robert Merle fue contratado por el gobierno cubano para escribir “Moncada: Premier Combat de Fidel Castro.” Merle entrevistó a sesenta rebeldes participantes, a seis civiles, y a un solo militar, el teniente que arrestó a Castro. Dicho libro carece de un relato balanceado, ya que solo presenta la “versión oficial” de los sucesos. Igual ocurre con las numerosas obras publicadas en Cuba por Marta Rojas, Mario Mencia, y otros autores, que se acogen a la advertencia que Fidel Castro dio en una reunión de la Unión de Escritores y Artistas Cubanos en agosto de 1961: “Con la revolución, todo; contra la revolución, nada.” Hasta el momento, no se había publicado una obra sobre los sucesos del 26 de julio por un académico con un doctorado en historia. Mucho de lo que se ha escrito es por escritores comprometidos con el régimen castrista o por neófitos que no tienen el entrenamiento universitario adecuado necesario para ser historiador.

P: ¿Cuáles son sus credenciales como historiador?

R: Yo recibí el doctorado en Historia de la Universidad de West Virginia en 1994, y este es el segundo libro que publico con una prensa universitaria, que es el más alto reconocimiento intelectual que se le puede dar a una obra.

P: ¿Cuáles fueron sus fuentes principales de información, dado que Ud. no vive en Cuba y no ha viajado a ella para escuchar la versión de los principales líderes de la acción que relata?

R: Mi libro está basado principalmente en entrevistas grabadas y transcritas que realicé durante treinta y un años con 115 personas que participaron directamente en los hechos, además de publicaciones contemporáneas de aquella época, y cientos de artículos y obras que se han publicado en Cuba desde 1959. Todo está citado en la bibliografía del libro. Además, puse mis entrevistas en la red en http://www.latinamericanstudie.....vistas.htm para que los lectores puedan formular sus propias opiniones. Los dirigentes revolucionarios que participaron en los sucesos del 26 de julio, ya han dado sus versiones a la prensa cubana, acogiéndose a los parámetros dictados por el régimen. Yo los cito cuando concuerdan con la verdad, o señalo donde hay discrepancias. Por ejemplo, Robert Merle escribe en 1965 que cuando Abelardo Crespo cayó herido en combate, Jaime Costa lo metió dentro de un auto en retirada. Sin embargo, después que Costa fue detenido en Cuba, Crespo cambia su versión para omitir a Costa y decir que Fidel Castro fue quien lo asistió. Entrevistar a estos protagonistas en Cuba no rendiría mucho más, ya que no van a contradecir la “versión oficial” o lo que ya dijeron en entrevistas previas. Sí tuve la oportunidad de entrevistar telefónicamente a dos personas en Cuba, Gustavo Arcos Bergnes, quien iba en el mismo carro que manejaba Fidel Castro al ataque, y el ex teniente Jesús Yanez Pelletier, supervisor militar de la prisión de Boniato donde estuvieron encarcelados los acusados en la Causa 37. Como los dos eran disidentes, no tenían miedo a decir la verdad y contradecir la versión entronizada. Además, en Estados Unidos logré entrevistar a catorce rebeldes exiliados que tuvieron una participación decisiva en los sucesos. Por ejemplo, los tres dirigentes del simultáneo asalto al cuartel de Bayamo, Raúl Martínez Ararás, Orlando Castro García, y Gerardo Pérez-Puelles Valmaseda, rompieron con Castro en 1955 cuando detectaron sus aspiraciones dictatoriales, lo cual denunciaron en una proclama pública. Los tres han sido borrados de la “historia oficial” del gobierno cubano, quienes le han achacado el liderato de la acción de Bayamo a Ñico López, un analfabeto peón del mercado de La Habana. Ñico entorpeció el ataque al cuartel de Bayamo al no cumplir su misión de llevar un alicates que se le asignó para cortar la cerca de alambre de púas, porque se le olvidó. La “versión oficial” es incapaz de criticar a un mártir de la revolución.

P: ¿Hay otros protagonistas que no aparecen en la versión oficial del gobierno cubano?

R: De los 99 rebeldes sobrevivientes, veintisiete se convirtieron en disidentes, por lo cual han sido omitidos de la “historia oficial.” Fidel Castro no los invitó a participar en los festejos oficiales del cincuentenario del asalto al Moncada. Otras personas cuyo papel no ha sido reconocido o tergiversado son los casos de Raúl Castro, Naty Revuelta y Reinaldo Boris Luis Santa Coloma. Raúl Castro va a Santiago de Cuba por invitación de José Luís Tasende sin saber el plan. Fidel Castro se sorprende al ver a su hermano allí en la granja de Siboney horas antes de ir al ataque, y lo asigna al grupo de menos riesgo, los que toman el edificio del Palacio de Justicia, colindante al cuartel Moncada, que eran dirigidos por Léster Rodríguez. Sin embargo, el muro de contención en el techo de la audiencia era muy alto y no les permitió a los rebeldes disparar hacia el cuartel. Por eso, cuando Raúl Castro es detenido, la prueba de parafina que le hicieron para comprobar si había disparado un arma, resultó negativa. Como Léster Rodríguez era santiaguero y pudo escapar sin problemas, Fidel Castro falsamente le achacó el papel de dirigente del grupo a su hermano Raúl. Natalia “Naty” Revuelta Clews, la amante de Fidel Castro, también ha sido omitida de la versión oficial, a pesar que donó más de cinco mil pesos para comprar las armas que usaron los asaltantes. Reinaldo Boris Luis Santa Coloma aparece en la “versión oficial” como el “novio” de Haydée Santamaría. Sin embargo, el verdadero amor de Boris era Nereida Rodríguez, con quien tuvo un hijo que nació el 13 de julio de 1953. Nereida y su hijo han sido borrados de la historia, hasta ahora.

P: ¿Qué hay de cierto que Boris Luís fue emasculado, que le sacaron los ojos a Abel Santamaría, y que otros rebeldes fueron torturados después de capturados?

 R: No hubo tal tortura organizada ni necesidad para eso. La tortura generalmente se aplica cuando algún reo no quiere revelar algo. Allí todos los capturados rápidamente admitieron quienes eran, que Fidel Castro era el líder, y que estaban motivados por patriotismo para redimir la patria. Según el teniente Jesús Yanez Pelletier, el prisionero Osvaldo Socarrás Martínez, lo condujo hasta la granja Siboney, donde se habían acuartelado los rebeldes antes del ataque. Unos treinta rebeldes capturados fueron inmediatamente ejecutados en el campo de tiro de armas cortas dentro del Moncada, bajo la autorización del coronel Alberto del Río Chaviano, quien ordenó que regaran los cadáveres por el cuartel para hacer lucir que murieron en combate. El Servicio de Inteligencia Militar (SIM) le tomó una foto a cada muerto, a quien le pusieron un papel con un número de identificación en el pecho. El régimen castrista ha publicado algunas de esas fotos, pero jamás han demostrado la foto del cadáver de Abel Santamaría. Yo reto al gobierno cubano que publique dicha foto y que reproduzca todos los certificados de defunción que redactaron los médicos forenses. Marta Rojas publicó algunos, pero no todos, y demuestran que los rebeldes fueron ejecutados, pero no mencionan señales de tortura o desmembramiento. Yo entrevisté para mi libro a Manuel Bartolomé, director de la funeraria Bartolomé en Santiago de Cuba, quien recogió todos los cadáveres de los rebeldes muertos. Él dijo que no vio señales de tortura y que los médicos forenses de Santiago de Cuba que reconocieron los cadáveres hubieran levantado la alarma si hubieran visto tal cosa. Uno de los médicos forenses, el doctor Manuel Prieto Aragón, fue entrevistado en la revista “Bohemia” en 1968, pero no confirmó el alegato de tortura de los presos, cuando lo pudo haber dicho a la prensa castrista sin problemas. Haydée Santamaría, quien más propagó la versión de la tortura de los presos y que su novio fue emasculado, sin embargo, cuando testificó en el juicio, sin ser coaccionada, no hizo dicha denuncia. El testimonio de ella en corte aparece en la prensa de aquella época.

P: ¿Qué hay de cierto que los soldados en la posta del cuartel y en el hospital militar fueron pasados a cuchillo por los rebeldes?

R: EL coronel del Río Chaviano llegó al cuartel después del ataque, según me dijeron varios militares. Cuando el general Batista lo llama por teléfono indagando cómo los rebeldes habían pasado la posta, el coronel le dijo que los pasaron a cuchillo y añadió que los dos muertos en el hospital militar, el sanitario José Vázquez y el policía Roberto Ferrándiz, también fueron apuñaleados. Ambos recibieron tiros en la cabeza al asomarse a diferentes ventanas al inicio del ataque. Yo entrevisté a los tenientes médicos Erik Juan Pita y Rolando Pérez Sainz de la Peña, quienes estaban de turno en el hospital militar durante el ataque, y ambos confirmaron que no hubo ningún militar herido o muerto con cuchillo. El soldado José Ferrá Mulet me dijo que vio cuando los rebeldes desarmaron a los dos guardias en la posta 3, Orlando Molina Amores y Walfrido Monzón, y los acostaron en el suelo boca abajo sin lesionarlos. La controversia surge porque una vez que Batista da su discurso al día siguiente, diciendo que la posta y los enfermos fueron pasados a cuchillo, eso se convierte en la versión oficial del gobierno. Sin embargo, la prensa contemporánea, que reportó los eventos del juicio, señala que los testigos médicos militares confirmaron que no murió ningún soldado por arma blanca. Otro dato interesante es que cuando Batista escribe sus memorias, dice que los enfermos fueron asesinados, pero no pasados a cuchillo.

 P: ¿Cuál fue la participación directa de Fidel Castro en los sucesos?

R: Fidel Castro, notorio por su memoria y su verborrea, jamás ha descrito en detalle su participación en el combate del Moncada. Nunca ha revelado si disparó un arma, cuantas veces, cuando, o contra quien, como han dicho otros rebeldes. Su actuación la he podido descifrar por rebeldes que estuvieron a su lado, como Gustavo Arcos, que lo acompañó al Moncada, y Héctor de Armas, Carlos Bustillo, y Gerardo Granados, que estuvieron con Castro en la balacera frente a la posta tres, pero no lo vieron disparar su pistola Luger. Castro se pasó los veinte minutos que duró el combate tratando de reagrupar a los rebeldes que se habían dispersado en los patios de las casas del reparto militar y erróneamente penetraron en el hospital militar fuera del cuartel. Un dato interesante es que después que Castro es detenido y llevado a la prisión de Boniato, el médico forense José Ramón Cabrales va a hacerle la prueba de la parafina, para ver si había disparado un arma, y Castro se niega que lo haga. Según el libro de Georgina Cuervo y Ofelia Llenín, “Moncada: Epopeya Heroica,” publicado en La Habana en 1973, página 116, Castro dice: “¿A mí? A mi no me la hacen; ponga que da positivo porque yo sí tiré. A mí no hay que hacerme la parafina. Búsquenme un arma y verán como sigo tirando. – Y fue al único combatiente que no se le hizo la prueba de la parafina.” Parece que Castro sabía que su prueba de la parafina iba a dar negativa, y no quiso desprestigiarse de esa manera, que siendo el líder, no disparó ni un solo tiro.

P: ¿Cuáles eran los antecedentes de los rebeldes del 26 de julio?

R: Castro escogió selectivamente a los 160 rebeldes dentro de la juventud del Partido Ortodoxo, donde él militaba. El libro “Mártires del Moncada” de Marta Rojas, publica biografías de los rebeldes que indica que la gran mayoría no tenían instrucción más allá del sexto grado escolar. Cuatro rebeldes eran graduados de la universidad y había solamente dos negros y doce mulatos, incluyendo a Melba Hernández. Muchos tenían empleos humildes, como peón de albañil, parqueador de autos, dependiente de tienda, mozo de limpieza, campesinos, y desempleados. El hoy en día general Calixto García Martínez era mensajero de bicicleta de la Farmacia Johnson; el general Juan Almeida Bosque era asistente de albañil; el ministro Ramiro Valdés Menéndez era ayudante de camionero; y Agustín Díaz Cartaya, autor del himno del 26 de julio, era un huérfano que tocaba guitarra por las calles de Marianao. Algunos asaltantes eran delincuentes con antecedentes penales. Jacinto García Espinosa era un marihuanero convicto por traficar narcóticos; Carmelo Noa Gil estuvo preso por intento de asesinato; y Flores Betancourt Rodríguez había cumplido un año en el reformatorio juvenil Torrens. Otros cuatro rebeldes habían sido arrestados por fajarse con la policía. Por lo menos veinticinco rebeldes eran huérfanos de padre. Era fácil para el abogado Castro, con su verborrea de persuasión, apelar a los sentimientos patrióticos de dichos jóvenes y manipularlos.

P: Después de tantos años recopilando la información relevante para escribir su libro sobre el Moncada, ¿Qué conclusiones Ud. extrae sobre el carácter de esa acción de guerra, sus lecciones y sus motivaciones?

 R: Las acciones del 26 de julio de 1953 comenzaron a prepararse escasamente tres meses antes de realizarse. Raúl Martínez Ararás, jefe del ataque al cuartel de Bayamo, señaló que el plan de ataque era superficial, improvisado, y descabellado. Su segundo al mando, Orlando Castro dijo que más fácil hubiera sido tomar el cuartel de Bayamo sin disparar un tiro si hubieran detenido en su hogar al comandante del cuartel y lo hubieran llevado allí para franquear la entrada. En aquel momento solamente había cinco soldados dentro del cuartel de Bayamo. La prensa había anunciado con anticipación que Batista estaría en las regatas de Varadero el 26 de julio para presentar el trofeo al ganador. Hubiera sido más fácil si se le hubiera hecho allí un atentado en vez de intentar tomar el Moncada. Fidel Castro trató de adelantarse a un plan insurreccional que preparaba la oposición con el Plan de Montreal en abril de 1953. Castro pensó que si él se alzaba primero, el resto de la oposición tendría que secundarlo, como pasó con el prematuro alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes durante la Guerra de los Diez Años. El problema fue que los rebeldes iban vestidos de militares, y la oposición no actuó porque pensó que aquello era una bronca entre militares. Otro dato que no menciona la “versión oficial” es que Gustavo Arcos, Pepe Ponce, Abelardo Crespo, Reinaldo Benítez, y algunos otros rebeldes fueron heridos equivocadamente por otros asaltantes porque iban vestidos de militares. Arcos estaba mirando hacia el cuartel, cuando el balazo le entró por la espalda, con trayectoria de abajo hacia arriba. Ponce y Crespo tuvieron heridas de calibre 22 y Benítez fue herido con perdigones, calibres de armas que usaban exclusivamente los rebeldes. En mi libro yo detallo todos los fallos del plan de ataque, cuyo mayor error estratégico fue no tomar la azotea del edificio de tres pisos frente al Moncada, desde donde un grupo de francotiradores hubieran dominado el polígono, las salidas de todos los dormitorios, y hubieran neutralizado la ametralladora que les prohibió la entrada por la posta lateral. Los rebeldes iban mal armados, con rifles 22, revólveres, y escopetas, y con solo un puñado de balas, para enfrentarse a soldados armados con rifles de alto calibre, ametralladoras, y granadas de mano. Por cierto, los huecos de los balazos en la fachada del Moncada inicialmente fueron hechos por una ametralladora calibre 30 que disparó el sargento José Virués Moraga contra cinco rebeldes que se atrincheraron en el ala izquierda del cuartel. Después del ataque, aquellos daños se repellaron y se pintó la pared. Sin embargo, en los 1970s, el gobierno abrió nuevos huecos en la pared, como aparecen ahora, pretendiendo que son los disparos originales. Es evidente que Fidel Castro llevó a esos muchachos a morir allí, para treparse sobre sus cadáveres, y lograr su fama por primera vez a través de la prensa internacional. El ministro de Información de Batista, Ernesto de la Fe, declaró que el coronel del Río Chaviano debió haber sido llevado ante una corte marcial por no cumplir las reglas de guerra y ejecutar a los prisioneros. Eso fue lo que permitió a Fidel Castro convertir una derrota militar en una victoria política.

 P: ¿Según su punto de vista, el Asalto al Cuartel Moncada deja alguna lección importante que pudiera extenderse fuera del territorio nacional cubano?

R: Lo más llamativo de esta obra es la manipulación maquiavélica de Fidel Castro sobre sus seguidores para lograr su ambición personal. En la granja Siboney, cuando Castro reveló su plan de ataque, una docena de rebeldes se negaron a participar en lo que denunciaron como un plan suicida. En Bayamo, Hugo Camejo, jefe de la célula de Marianao, desertó a último momento, al igual que Ernesto Tizol, que había rentado la granja Siboney. Tizol, mientras manejaba su auto rumbo al Moncada, se acobardó y desvió una parte de la caravana motorizada de los asaltantes, muchos de los cuales no participaron en el ataque, que solo duró veinte minutos. El “Manifiesto a la Nación” que redactó Raúl Gómez García, que postulaba las metas democráticas de los rebeldes, y por lo cual sesenta y uno de ellos dieron sus vidas, nunca se llevó a cabo por Fidel Castro.

miércoles, 25 de julio de 2012

Sexo en LA menor


Por: Camilo Ernesto Olivera Peidro
LA HABANA, Cuba, julio, www.cubanet.org -En la escala musical,  LA es la sexta nota, y el seis está relacionado en muchas culturas con la belleza y el culto solar. LA menor es la misma nota atenuada y algo más oscura, algo así como su reverso. El verano en Cuba tiene muchas caras y una de ellas, de tan habitual, pasa desapercibida como la nota envilecida de un pentagrama enfermo. Es la cara adolescente de la prostitución.
No son tan difíciles de encontrar. Sin usted buscarlas, le salen al paso en la calle, en la noche. No hablan, no proponen nada, solamente te miran pasar por su lado y agitan levemente las llaves de un posible cuarto o una casa. Son muy jóvenes, tan jóvenes que duelen en el corazón y despiertan la compasión.
En etapa de clases, ejercen el oficio los fines de semana, cuando asisten a fiestas, o a centros nocturnos, o se concentran en los alrededores de los establecimientos que ofrecen gastronomía en divisas. Ahora, en período de verano, aumenta su presencia en diversos lugares de la urbe. Se mueven de un lado a otro en grupos de dos y tres, siempre en compañía de un muchacho, tan joven como ellas, que les cobra la protección o casi siempre es el novio “oficial” de una de ellas.
Algunas perdieron su virginidad como parte de la celebración, más o menos aparatosa, de su fiesta de quince años cumplidos. Otras lo hicieron mucho antes, como una manera de salir de “ese molesto obstáculo” para saltar más rápidamente al ruedo de la calle. Muchas han llegado desde ciudades y pueblos del interior del país para probar suerte en la capital.
Según el pago, pueden hacer casi cualquier cosa que la imaginación del cliente les dicte. Generalmente su clientela es formada por cubanos portadores de la moneda fuerte. No descartan a los extranjeros, siempre que todo esté bajo control, incluido el personal policial. A veces, durante el día, se mueven por encargo a la casa de algún “jubilado” con abultada billetera.
Sus padres, hace tiempo, soñaron y trabajaron por un futuro mejor para sus hijos y nietos. Hoy se quedan frente a la televisión, mirando la telenovela de moda, mientras esos hijos y nietos pagan la hipoteca de la supervivencia familiar con sus cuerpos. El “te convido a creerme cuando digo futuro”, de Silvio Rodríguez,  quedó sepultado bajo una triste sinfonía compuesta por sexo en LA menor con preludio de reggaetón y coda en clave de pago en CUC.
Si a un cubano, que vivió su adolescencia en la Isla, en la década de los ochenta, del pasado siglo, lo montaran en una máquina del tiempo y lo dejaran caer en estos momentos, seguramente se volvería literalmente loco. Todavía alguien podrá recordar  un viejo tema de Pablo Milanés donde se refleja la noche de sábado de una pareja con más amor que recursos: “sábado al fin, terminé de estudiar, te propongo un hermoso plan…”
No hay dialogo actual posible con una muchacha, recién conocida en una noche de sábado, si no se tiene preparado el bolsillo para la compra de las correspondientes cervezas en moneda dura. Previamente, ella estudiará el terreno y calibrará su elección sobre la base de una fórmula que no puede fallar: zapatillas de marca,  pantalón de marca, pullover de marca, móvil… Si, como valor añadido, has llegado en algún medio de transporte y tu billetera está ampliamente abultada, mucho mejor. La filosofía de las chicas, en fin de semana, se resume en la frase: “No hay hombres lindos y feos, sino hombres con o sin dinero”.
“Nadie quiere a nadie, se acabó el querer”, profetizo Juan Formell con sus Van Van, hace más de un cuarto de siglo. Valdría añadir el muy cubano refrán,” Si tin tiene, tin vale, y si no tiene, ni tim…bales”.
No es de extrañar entonces que las tarifas suban en la medida que se asciende en la escala del precario circuito del ocio, pálido reflejo de lo que fue la vida nocturna habanera hace décadas. No es lo mismo el sexo en LA menor adquirido en los alrededores de una cafetería en divisas, que cuando se acuerda en la  La Casa de la Música de Miramar.
Mientras el “hombre nuevo” se convierte en una caricatura descolorida por el tiempo y la crisis endémica, los viejos corruptos y decrépitos en el poder insisten en fabricar el futuro del país, a la medida de su pasado.

Sobre el autor

Camilo Ernesto Olivera Peidro
Camilo Ernesto Olivera Peidro -Ciudad de la Habana, (14 de Septiembre 1970) -Guionista e investigador - Ha participado en los eventos teóricos en casi todos los Festivales de rock que se realizan en cuba desde el 2001hasta la actualidad. -Taller de guión, producción y realización de espectáculos musicales (UNEAC, CARICATO) 2004 Graduado del Curso de guión y dramaturgia para televisión (Departamento de capacitación.Teletransmisora ICRT) 2006 Colaborador en publicaciones cubanas de carácter no oficial relacionadas con el género rock como, ¨El Punto G¨, ¨Insanedrac¨, ¨Ilusion¨. Desde diciembre de 2007, forma parte de la Agencia Cubana de Rock, donde labora como promotor cultural y miembro del Consejo editorial de la revista ¨Rock del Patio¨ (en proceso).Textos suyos aparecen publicados en ¨La Corchea¨ (ICM), sitios Webs: AHS, maximrock.com, cubametal.com, esquife.cu, Cubaencuentro, Voces, Cubanet y Diario de Cuba.

M'as sobre la Cuba castrsita por el mismo autor

La violencia oculta

lunes, 23 de julio de 2012

Los hechos y la versión de la tiranía sobre el accidente en el que perdieron la vida O. Payá y H. Cepero.




 
  
Por Redacción CaféFuerte
Las autoridades cubanas informaron que el accidente de tránsito que costo la vida al conocido disidente Oswaldo Paya Sardiñas este domingo fue causado por la pérdida de control del vehículo y el postreior impacto contra un árbol.
"Un lamentable accidente del tránsito en el que fallecieron dos personas y dos resultaron heridas, se produjo este domingo 22 de julio a las 13:50 horas en la localidad conocida como La Gavina, a 22 km de la ciudad de Bayamo, provincia de Granma", dijo un comunicado publicado este lunes en la prensa oficial.

La información oficial -divulgada inicialmente en la página de Facebook del Partido Comunista de Cuba- atribuye a "testigos presenciales" la versión de que el hecho ocurrió cuando el conductor del auto turístico rentado donde viajaban Payá y otros tres pasajeros perdió el control y se impactó contra un árbol.
El caso se investiga
"Las autoridades investigan las causas del accidente", concluyó la información.
En la nota se identificaron los fallecidos como "los ciudadanos cubanos Oswaldo Payá Sardiñas, residente en La Habana, y Harold Cepero Escalante, oriundo de Ciego de Ávila", sin hacer otra mención a la militancia de ambos en el movimiento disidente de la isla.
Cepero Escalante, de 32 años, fue expulsado de la Universidad de Camagüey en noviembre del 2002 tras firmar el Proyecto Varela, iniciativa para um plesbicito nacional impulsada por Payá y el Movimiento Cristiano Liberación (MLC).
La nota también indicó que resultaron lesionados el español Ángel Carromero Barrios y el sueco Jens Aron Modig, quienes sufrieron heridas leves y reciben asistencia médica en el Hospital Clínico Quirúrgico "Carlos Manuel de Céspedes", en Bayamo.
Desde Cuba, las versiones de familiares y miembros del movimiento opositor repecto a lo ocurrido dispararon malestar y denuncias tras conocerse la muerte de Paya y Cepero, reclamando un esclarecimiento del accidente.
Incidente en Boyeros
“Las informaciones que nos llegaron es que un auto estaba embistiéndolos en todo momento, tratando de sacarlos de la carretera, así que pensamos que esto no fue un accidente y que terminaron matando a mi padre", dijo desde Madrid su hija, Rosa María Paya, quien se encuentra en visita familiar en España.
Otros testimonios señalaron que el vehículo fue seguido y terminó impactándose contra un camión, mientras que un testigo del hecho confirmó a la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) que el auto chocó con un árbol y cayó luego en una zanja.
El MLC emitió un comunicado exigiendo una investigación transparente sobre el hecho.
"Las circunstancias de estas  muertes no han sido esclarecidas y están abiertas todas las hipótesis. Por lo tanto demandamos  a la Junta Militar cubana una investigación transparente y llamamos a todos los amigos solidarios con la causa de la liberación de los cubanos que se mantengan alertas y apoyándonos en esta demanda", señaló una declaración del grupo, firmado por el ex prisionero político Regis Iglesias, refugiado en España.
Las preocupaciones sobre las circunstancias del accidente se incrementaron luego de que Osmel Rodríguez, representante del MCL en Miami, y miembros de la organización en La Habana, recordaran que hace 20 días un automóvil donde viajaba Payá fue embestido por un vehículo de alquiler en la zona de Boyeros.
"Nosotros no hicimos público lo que ocurrió, porque no quisimos amplificar el terror del gobierno", dijo Rodríguez a CaféFuerte. "Fue un carro de alquiler que manejaba un ex policía que golpeó por detrás el auto que manejaba Oswaldo y lo viró completamente".
Tras en incidente, su hijo Oswaldo José le manifestó preocupación por lo que pudiera pasarle. "Te van a matar", le dijo.
En agosto del 2006, en una entrevista con el diario británico The Guardian, Payá contó que había sido advertido sobre una eventual agresión contra su persona: "Me han dicho que me van a matar antes de que el régimen desaparezca, pero no voy a huir", le confesó el disidente al reportero Duncan Campbell.
Notas relacionadas:
Falleció Oswaldo Payá Sardiñas, líder de la oposición política cubana
Declaración del Movimiento Cristiano Liberación

.......

 La noticia  publicada por
http://www.abc.es

El destacado disidente cubano Oswaldo Payá muere en un accidente de tránsito

El líder opositor cubano Oswaldo Payá, de 60 años de edad y premio Sajarov del Parlamento Europeo, uno de los más destacados dirigentes de la disidencia interna de la isla, falleció ayer por la tarde a consecuencia de un accidentes de tráfico en la provincia oriental de Granma, informaron diversas fuentes opositoras recogidas por publicaciones en Miami.
Una empleada del hosptial Carlos Manuel de Céspedes, de la ciudad de Bayamo, confirmó a EFE por vía telefónica el fallecimiento de Payá, del que también informaron en la red social Twitter la conocida bloguera crítica Yoani Sánchez e incluso el internauta oficialista conocido como Yohandry.
Oswaldo Payá, fundador y líder del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), viajaba en un automóvil con otras tres personas cuando un camión los embistió y sacó de la carretera provocando el accidente, según fuentes consultadas en La Habana.
Payá fue trasladado aún con vida al hospital de Bayamo, donde falleció pasadas las cinco y media de la tarde, hora de Cuba (Las 23,30 hora peninsular española).
En el vehículo viajaban el activista Harold Cepero, el ciudadano español Ángel Carromero, consejero Técnico de la Junta de Moratalaz (Madrid) y una tercera persona, presuntamente extranjera, no identificada hasta ahora.

Los dos extranjeros heridos en el accidente en el que perdieron la vida  Oswaldo Payá y Harold Cepero son un español y un sueco
Los dos extranjeros que han resultado heridos en el accidente de tráfico que este domingo se ha cobrado la vida del líder de la disidencia cubana, Oswaldo Payá, y de otra persona son un español y un sueco.
Uno de ellos es el miembros de las Nuevas Generaciones (NNGG) del Partido Popular (PP) de Madrid Ángel Carromero, según ha informado a través de Twitter el presidente de las NNGG del PP de Madrid, Pablo Casado. "Nuestro compañero Ángel Carromero iba en el coche con Oswaldo Payá. Hemos hablado con él y está bien", ha dicho.
El otro de los heridos sería el presidente de la Liga de la Juventud Demócrata Cristiana de Suecia (KDU), Aron Modig, según ha informado el diario cubano 'Penúltimos Días', asociado a la disidencia cubana. El presidente de las NNGG del PP de Madrid ha informado a través de dicha red social de que el político sueco "también se encuentra bien".
El accidente se ha producido alrededor de las 15.00 horas del domingo (21.00 horas en España), cuando Payá y las otras tres personas que le acompañaban se trasladaban en un vehículo desde La Habana a la ciudad de Bayamo, en Granma. "Los testigos cuentan que el coche en el que viajaba Payá fue golpeado por otro y se salió por uno de los laterales de la carretera", ha informado la bloguera Yoani Sánchez a través de Twitter.
.......




Documento/Carta publica de Harold Cepero  2002
 El 13 de noviembre del 2002, los estudiantes de cuarto año de Medicina Veterinaria Harold Cepero Escalante y Yoan Columbié Rodríguez fueron expulsados de la Universidad de Camagüey y sometidos a un acto de repudio tras haber firmado el Proyecto Varela, iniciativa promovida por el disidente Oswaldo Payá Sardiñas para reclamar el derecho a un plesbicito al régimen cubano.
 Cepero y Columbié fueron agredidos por turbas estudiantiles en el propio recinto universitario y obligados a recoger sus pertenencias.
El joven Cepero no se amilanó y prosiguió su batalla por los derechos ciudadanos, comprometido con el trabajo del Movimiento Cristiano Liberación (MCL), liderado por Payá Sardiñas.
La muerte lo sorprendió este domingo, cuando viajaba con Payá en un automóvil, donde recorrían la región oriental. Cepero, oriundo de Chambas, Ciego de Avila, tenía 32 años. Actualmente residía en La Habana.
Como homenaje póstumo a su labor tenaz por la democracia y los derechos cívicos en Cuba, CaféFuerte reproduce a continuación la carta de protesta que Cepero hizo pública tras su expulsión de la carrera universitaria.

CARTA DE PROTESTA DE HAROLD CEPERO
Con todo el respeto y la sinceridad que ustedes merecen, creo que los argumentos sobran para nuestra defensa. Al parecer el motivo de este acto, o no sé cómo lo llaman, es nuestra mala actitud respecto a la política que hoy rige en nuestra patria. El otro, nuestra aprobación del Proyecto Varela.

Empezaré diciendo que dicho proyecto es un proyecto de ley firmado por más de once mil cubanos (electores) y recoge las necesidades fundamentales de nuestro pueblo. No sé por qué pretenden (ustedes que ahora tienen una situación privilegiada con respecto a nosotros y a los que piensan como nosotros) reprimir algo que no es motivo, ni tiene como origen el odio de las personas, sino la apertura, el respeto mutuo, el diálogo.

Ustedes desde su condición: estudiantes, profesores, PCC, UJC, etcétera, están violando la ley de la República. Están intentando pisotear nuestra dignidad, que merece, igual que la de ustedes, un reconocimiento y un estatus legal para desarrollarse a plenitud. Por eso me parece totalmente injusto lo que pretenden hacer. Esto es un atentado contra las leyes internacionales, la Constitución y más, contra nuestras personas.

El Proyecto Varela es totalmente legal y reconocido públicamente por Fidel Castro. Además, si lo apoyamos es porque lo creemos justo y me gustaría que ustedes lo consideraran. Las cosas que pedimos no excluyen a nadie, simplemente queremos un espacio (el que nos pertenece) en la vida social de Cuba.

Expulsarnos no es la solución ni para ustedes ni para nosotros, sería mejor preguntarse por qué hay jóvenes que llenan esta inquietud y se preocupan por el bienestar de la patria. Sería bueno que ustedes explicaran a los estudiantes y al pueblo qué es el Proyecto Varela, qué pide, y así dieran a todos el derecho de opinar y escoger.

Hoy nos echan de esta universidad por eso. Mañana puede ser a uno de ustedes por el solo hecho de ser diferente, por permitirse pensar.

Ustedes están queriendo perpetuar algo que no se sabe siquiera si es justo, y de este modo están negando el progreso de una sociedad que tiene ganas de algo nuevo, de algo que realmente garantice un lugar digno a cada cubano. Están presionando a personas o impidiendo que éstas expresen su verdadero sentir, están cultivando el miedo en la nación.

Con el pretexto de defender la libertad están atacándola. Martí lo diría así: "El puñal que se clava en nombre de la libertad se clava en el pecho de la libertad". Deben pensar si en el fondo de su actitud hay un verdadero respeto a la libertad, porque decir libertad, ser libre, es no arrebatar a otros la libertad. Por eso les pido que antes de expulsarnos se pregunten hasta cuándo pueden mantener en luto y silencio la realidad de Cuba, y les recuerdo que el daño que nos puedan hacer es daño que se hacen ustedes. Y más: es una amenaza directa a cada cubano.

Los que roban a otros sus derechos se roban a sí mismos. Los que quitan y aplastan la libertad son los verdaderos esclavos.
 http://cafefuerte.com/cuba/noticias-de-cuba/sociedad/2039-documento-carta-publica-de-harold-cepero2002

sábado, 21 de julio de 2012

¿Qué está pasando aquí?

Por Andrés Pascual
Fíjese en la cara del hombre de 24 años que asesinó a 12 en Denver e hirió a 59, es un individuo común y corriente en apariencias, sin rasgos de criminal ni con esa faz agresiva y repugnante del 98 % de los que matan a diario para robar , una sola cosa lo diferencia de lo ordinario: “top de tops” académicamente, “high capacity”, es decir, un estudiante fuera de grupo por su inteligencia, que tenía un diploma universitario y buscó otro relacionado con la neurología que no concluyó…
¿Cómo ha sido posible que hiciera algo así? Ya se aventuran a acusar al filme de Batman como influencia en el individuo, por otro lado, la venta indiscriminada de armas en la sociedad, según algunos, posibilita los medios… en Cuba un tipo mató a mi hermano menor, lo que provocó la muerte de mi madre de un infarto y “no se pueden comprar armas legalmente”, ¿Que  cómo asesinaron a mi hermano? el hijo de puta lo vio sentado en una parada en Candelaria, donde tenía una novia y, según me dijeron y contó en el juicio, “lo confundió con otro que le había robado una cadena”, desde sus 6´4 y 275 libras, con su arsenal de artes marciales empleadas para entrenar a miembros de las Brigadas de Respuesta Rápida, le dio a traición a mi hermano, excelente y querida persona en el pueblo de San Cristóbal quien, desde sus 135 libras y 5´8, no pudo sino morirse de varias lesiones, una de ellas, hemorragia interna por el hígado perforado y un riñon desprendido. No sé si les dije que en Cuba no se autoriza a nadie del pueblo a tener armas, lo que no es por una política de protección al pueblo, sino al propio gobierno: NO ARMAS PARA QUE NO SE ENFRENTE A LA TIRANÍA CON ELLAS, ni voladores para festejos se permiten.
El hijo de un amigo mío, en San Cristóbal, fue asesinado a machetazos para robarlo, conozco por lo menos de 35 jóvenes que han sido asesinados a puñaladas, a golpes entre varios o con machete… Recuerde que le dije que allá no se permiten las armas de fuego, pero, para matar no es necesario un AK 47 ni una Glock ni otras como las que utilizó Holmes para cometer esa estúpida masacre en un cine que estrenaba la última película del Hombre Murciélago.
Mientras planeaba las mil formas cómo ejecutaría al asesino, siempre lo practico, (comenzaría a sacarles los dientes y las muelass sin anestesia a razón de dos por día ni algodón ni calmantes para el dolor, seguido por los los Doberman para que le comieran los testículos, tortura preferida por Stalin, muy usada en las tétricas mazmorras de la NKVD de la época…) escuché el reporte sobre el rendimiento académico del asesino y su récord limpio, ¿Por qué sucedió semejante brutalidad, Señor?.
La brillantez de un joven que se perdió en medio de una tragedia sin motivo aparente, provoca un pesar doble: por los que asesinó y por cómo se desperdició en un hecho oscuro, digno de un loco del Medioevo, una existencia promisoria para la sociedad.
Lo primero a que atinan el FBI  y la Homeland Security es a informar que “no hay lazos con ningún movimiento terrorista”, ¿Cómo lo sabían si el hombre no había llegado a la celda de prisión preventiva? ¿A qué se le teme tanto que, la primera información sin investigar, es desmarcarlo del “terrorismo convencional”? ¿Quién ha dado la orden de controlar el posible temor capaz de degenerar en pánico de la población nacional, por medio de desvincular al individuo con las organizaciones que están aquí desde hace años? ¿Acaso es necesario pertenecer al radicalismo? ¿No tiene validez la simpatía de un individuo por el islamismo sin asociarse?
Nadie ajeno al contexto americano se puede dar el lujo de “analizar”, con influencia comunista, budista o lo que sea la masacre de Aurora, hay que vivir aquí para poder hacerlo; ningún libro del “camarada Lenin”, ningún” tratado de Marx”, ningún “discurso de Castro, de Alarcón, de Silvio ni, mucho menos del Che Guevara”, están autorizados a hacerlo, porque sería corrupto y con mala voluntad.
El año pasado un noruego mató a más gente con una bomba incluida y no fue en Estados Unidos; hace 6, un negro que filmaron robando en una fábrica de Massachusets y lo botaron mató a 7 y dejó una carta en que lamentaba no haber matado a muchos más, acusó de racista a su ex centro de trabajo y el ladrón, que se suicidó, ganó la partida, porque pusieron en investigaciones de violación de los derechos humanos con acusaciones de crimen de odio racial a la fábrica.
Hace más años, tal vez 18, otro negro, en Florida, fue cesanteado por la ciudad y regresó a la oficina con un rifle con el que asesinó a más de 5 inocentes que nada tenían que ver con el asunto. Un asesino supremacista blanco mató en Oklahoma una guardería de niños completa entre más de 100 víctimas; en Columbine, dos jóvenes, también blancos, cometieron otra masacre en un centro escolar; la siguiente fue ejecutada por un asiático en otro centro docente y un militar americano, islamista con sentimientos terroristas, asesinó a varios soldados en una base en Texas. Un individuo blanco atacó a tiros un acto político en Tucson, Arizona, donde hablaría la congresista Gifford, que fue herida de gravedad, el saldo, 6 muertos, entre estos una niña y 12 heridos. Un francotirador negro y su hijastro convirtieron en dianas las cabezas de más de 5 personas en el centro-oeste del país y otra asesino de raza blanca irrumpió a tiros en una fiesta navideña familiar, matando a varios de sus familiares con otra niña entre las víctimas, ¿Enfermedad social? No lo creo, hay más de 300 millones de habitantes en el país. Por cierto, se informó que 25 terroristas eran ilegales. A pesar del esfuerzo por reclamar esa condición delictiva como “indocumentados”, solo para mexicanos y alguna que otra nación del hemisferio por la Raza, ilegal es quien esté en este país sin haber sido invitado… ¿Cuántos son en total realmente? ¿Gozarán de los mismos beneficios los de otro confín del mundo que sus “iguales” al sur del Río Bravo?
En la ex Unión Soviética cometió sus crímenos el más bestial y prolífico asesino en serie de la historia, dije ex Unión Soviética, porque todavía ho había dejado de serlo.
En Cuba se robaban recién nacidos en el Hospital Hijas de Galicia y por los barrios de Párraga, Santos Suárez… se movío un asesino de ancianos encubierto en “funcionaro del servicio social”.
Durante los 70´s esterilizaron a muchas madres blancas con uno o dos hijos y pocos lo saben, política elucubrada para acelerar el desequilibrio racial, lo lograron: hay 87 % de negros en el país hoy, se lo confesó asustado a un pariente mío por 1987 ú 88, mientras era atendido en el Hospital de Cardiología, el entonces Jefe del DOR, José Felipe Carneado creo que era su nombre.
Al asesino de Kake mi hermano lo sancionaron a 10 años, según me contaron, sale en noviembre por “buena conducta” con solo 4 cumplidos, como estilan allá con los delincuentes comunes, asesinos o no, el CDR le hará una fiestecita-homenaje por su reinserción en la sociedad. Siempre pican un queicito. Un tipo que mató un caballo para comer en Santa Cruz de los Pinos, fue sentenciado a 22 años, lleva 11…
Pero nadie puede negar que el comunismo-castrista supera a la democracia en cuanto al control de los males sociales que degeneran en tragedias como la del teatro en Aurora, entiendan bien, dije democracia, no Estados Unidos. Ni en Cuba ni en ningún país comunista de antes o de ahora se pueden producir estos hechos por una sola razón: NO HAY PRENSA LIBRE, no los dan a conocer, esa es la diferencia.
James Holmes mató a 12 inocentes  e hirió a 59 porque se volvió loco, sencillamente no pudo con sus demonios, que, quizás, no deben haber sido agitados por el hambre ni por el racismo ni por toda la mierda que mañana va a decir el Granma.
Mientras, en las calles, en las estaciones de la Policía, en las oficinas del G-2, en las casas de Cuba matan a más inocentes  que los que mueren en cualquier país del mundo libre, que tienen, como el colmo de la libertad, la posibilidad de enloquecer y no morirse de frío por abandono oficial en un Hospital Siquiátrico.
Tomado de:
 tres_verdades

viernes, 20 de julio de 2012

Horrible matanza en Denver, Colorado



El presunto autor del tiroteo que tuvo lugar hoy en Aurora, a las afueras de Denver (Colorado), que acabó con la vida de al menos 12 personas, compró las armas utilizadas para llevar a cabo la matanza legalmente, informaron autoridades federales.
Según recoge la cadena NBC, James Holmes, de 24 años, comenzó a comprar armas a partir de mayo pasado, aunque el lugar y las fechas exactas de las adquisiciones están aún siendo investigadas.
Holmes utilizó dos revólveres Glock del calibre 40, de los cuales al menos uno fue usado durante el tiroteo, junto a una escopeta Remington 870, uno de los modelos más populares en Estados Unidos, y un rifle Smith and Wesson tipo AR-15, considerado un "rifle de asalto".
El jefe de la Policía de Aurora, Dan Oates, explicó hoy en una rueda de prensa que el único antecedente que tenía Holmes era una multa por exceso de velocidad a finales del año pasado.
Oates confirmó además el hallazgo de explosivos "muy sofisticados" en el apartamento de Holmes y dijo que podrían "estar durante varios días" revisando su casa.
La Oficina para el Control del Alcohol, Tacabo y Armas de Fuego (ATF, en inglés) no ha querido comentar directamente sobre el incidente en Colorado, pero señaló que en Estados Unidos las leyes y reglamentos sobre la compra y tenencia de armas varía de un estado a otro.

Aumento en la compra de armas

"No existe una base de datos nacional sobre la compraventa de armas y cada estado establece sus propias leyes. El FBI es el que hace la revisión de antecedentes de personas que quieren comprar un arma", explicóGinger Colbrun, una portavoz de la ATF. "Hay una serie de criterios que prohíben la compra de armas en este país, no sólo por antecedentes penales", agregó Colbrun.
Así, entre otras restricciones, se prohíbe la compra de armas a personas que tengan antecedentes penales o incluso ya hayan cumplido sentencia carcelaria. También a aquellas con historial de drogadicción, hospitalización por problemas psiquiátricos, baja del Ejército con deshonor, orden judicial de alejamiento, que hayan renunciado a la ciudadanía estadounidense o se encuentren en el país de forma ilegal.
Según ATF, para el año 2007 el número de armas de fuego en EEUU aumentó a cerca de 294 millones: 106 millones de pistolas, 105 millones de rifles y 83 millones de escopetas.
El tiroteo de esta madrugada es el peor desde la matanza en 2007 de 33 estudiantes en la universidad Virginia Tech, y se produjo a tan solo 20 kilómetros de la masacre del instituto de Columbine, donde en 1999 dos alumnos mataron a 13 personas antes de suicidarse.

Militares entre los heridos

Tres militares se encuentran entre los heridos. Dos miembros de la Fuerza Aérea y uno de la Marina resultaron heridos, mientras que otro marinero, que se sabe que estaba en el cine en el momento del tiroteo, se encuentra en paradero desconocido, informó el Pentágono en un comunicado.
El Departamento de Defensa lamentó lo ocurrido y manifestó su solidaridad con las víctimas y los familiares afectados por este "trágico incidente".
Asimismo, confirmó que el sospechoso del tiroteo, que ha sido identificado como James Holmes, de 24 años, no es un miembro ni ha formado parte en el pasado de las Fuerzas Armadas de EEUU.
El incidente ocurrió en el complejo Century 16, que tiene dieciséis salas de cine, durante el estreno de la película "El caballero oscuro" ("The Dark Knight Rises"), de la saga de Batman, al que habían acudido centenares de personas, muchos de ellos niños.
El número de víctimas, que entre muertos y heridos suman 71, es el más alto registrado en un tiroteo de este tipo en Estados Unidos.

jueves, 19 de julio de 2012

Píldora Qnexa, la nueva arma contra la obesidad

Las autoridades sanitarias de EEUU aprobaron el fármaco Qnexa, del laboratorio Vivus. Los especialistas la consideran como la terapia más efectiva de una nueva clase de tratamientos

Crédito foto: AFP


"Qnexa, usado responsablemente en combinación con un estilo de vida saludable que incluya una dieta reducida en calorías y ejercicio, provée otra opción para quienes tratan el sobrepeso crónico en estadounidenses", declaró Janet Woodcock, directora del Centro para Evaluación de Drogas e Investigación de la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA).

La droga fue autorizada para utilizarse en el tratamiento de personas obesas, con un índice de masa corporal de 30 o más, o en personas que padecen sobrepeso y que tengan al menos una condición vinculada a ella como la diabetes, alto colesterol y presión arterial elevada.

En dos pruebas aleatorias, realizadas en 3.700 pacientes obesos o con sobrepeso a quienes se monitoreó durante un año, las dosis más altas del medicamento fueron asociadas a una pérdida de peso de entre 6,7% y 8,9% con respecto a quienes recibieron píldoras de azúcar. "A todos los pacientes se les modificó el estilo de vida, consistente con una reducción de calorías en su dieta y actividad física regular", precisó la FDA.

En la composición de Qnexa se encuentra pentarmina y topiramate, dos drogas que actualmente se encuentran en el mercado y que son indicadas para ayudar a perder peso y prevenir convulsiones.  Qnexa "no debe ser empleado durante el embarazo ya que puede provocar daños fetales", según se indica en las advertencias de uso.

La institución ya había decidido el 27 de junio autorizar el Belviq (lorcaserin), del laboratorio Arena Pharmaceuticals, que se volvió así el primer tratamiento contra la obesidad aprobado por el organismo en 13 años.

La FDA rechazó una solicitud anterior en 2010 para comercializar el Qnexa, debido al riesgo de efectos secundarios cardiovasculares y de malformaciones fetales. Sin embargo, el 22 de febrero, un comité de expertos independientes recomendó fuertemente a la agencia federal, por 20 votos contra dos, que autorizara la comercialización del Qnexa. Estos especialistas atribuyeron entonces su decisión al análisis final de los resultados de ensayos clínicos, que mostraron que los beneficios de este medicamento para perder peso justifican los riesgos de efectos secundarios.

Fuente: AFP / AP